NOTICIAS

10 de Octubre del 2018 | 09:53

3 Tips para que tu estrategia global de marketing tenga un mejor impacto

3 Tips para que tu estrategia global de marketing tenga un mejor impacto

Gracias al avance del mundo digital habilitado por la tecnología, hoy es más fácil que una compañía alcance el éxito no solo a nivel nacional también a nivel global, ejemplos de esto hay muchos, en la actualidad diversas startups se posicionan como marcas con un valor considerable y presencia a nivel global, por ejemplo UBER, actualmente la firma alcanza un valor de 72 mil millones de dólares (según cifras de Statista) y opera en al menos 80 países.

Llegar al mercado global es un reto importante pero que sin duda vale el esfuerzo para miles de firmas en todo el mundo, de acuerdo con datos referidos por AdWeek, a nivel global los shoppers gastan una cantidad muy importante de dinero en bienes de consumo, 1.7 trillones de dólares para ser un poco más precisos.

Un buen punto de partida para embarcarse a nivel global puede darse con la implementación de una tienda online u otra plataforma de este tipo, no obstante, par alcanzar el éxito se debe considerar acciones de marketing clave en torno a esta plataforma con el fin de desarrollar una experiencia que aporte resultados, la experiencia digital que desarrolla una marca no puede quedar en algo tan simple como asumir que una misma medida aplica para todo el mundo y que basta con solo tener la opción de cambiar el idioma para que todo vaya bien, es por eso que en esta ocasión te compartimos 3 tips para que una estrategia global de marketing tenga un mejor impacto. Aquí los tienes:

Considera el comportamiento de los consumidores

Sin importar si la empresa llega a nivel local o global, es fundamental que los consumidores no experimenten problemas al interactuar con tu negocio, debes entender muy bien las motivaciones y comportamientos para adecuar diferentes experiencias y remover obstáculos. Considera que hay regiones en donde a las personas les gusta aprender primero sobre un producto antes de proceder a su compra, hay otros donde se prefiere buscar y encontrar lo más pronto posible, unos más donde la gente prefiere el pago contra entrega del producto y otros donde se decantan por comprar en línea y recoger en tienda. Entender esas diferencias es clave si se quiere llegar a una escala global, se requiere de un poco de investigación sobre los gustos o preferencias a nivel cultural para establecer un modelo que funcione con cada individuo.

Afina el contenido

El contenido puede ser una pieza clave para posicionarse a nivel global. Muchas marcas recurren a un servicio de traducción que les resulta rentable y eficiente para llevar sus contenidos del idioma original al del país a donde se planean introducir. Optar por esto puede ser una solución adecuada para muchas marcas, sin embargo, hay que considerar que el lenguaje está matizado, el español que se habla en México es muy distinto al que se habla en Argentina o Colombia, además no todas las culturas y regiones usan elementos como el sarcasmo, la ironía, el lenguaje figurativo o el doble sentido. Por lo anterior, para causar un mejor impacto es ideal que en esta parte de la estrategia se contemple la intervención humana antes que la designación de una plataforma que traduzca todo en automático.

No pierdas de vista la experiencia

Por último, es importante contemplar que el trato con los consumidores no acaba una vez que pagaron su producto o que el mensaje de confirmación de compra o de envío llegó a sus bandejas de entrada. La experiencia del consumidor es un elemento que perdura siempre y cuando siga existiendo una experiencia. Cuando se llevan las cosas a escala global debes saber que es muy posible que las experiencias sean más largas, por ejemplo, tal como lo denota AdWeek, en regiones como Gahana las personas deben esperar entre 12 y 22 días para recibir los productos que compran de forma online, este es un periodo de tiempo muy amplio en el que pueden pasar muchas cosas, puede haber conversaciones, engagements y compras adicionales (en el mejor de los casos). Si se espera el éxito es necesario dar continuidad al desarrollo de buenas experiencias, incluso después de que el producto está en las manos del consumidor.