26 de Enero del 2016 | 16:03

Cuando la cabina de Internet se convierte en la segunda casa

Cuando la cabina de Internet se convierte en la segunda casa

Todos los días, a media mañana, Jorgito (lo vamos a llamar así) de apenas 10 años de edad, llega a la cabina pública de Surquillo, para reunirse con sus amigos a jugar World of War Craft. Las edades de los niños fluctúan entre los 6 y 14 años.

Disfrutan tanto del juego que pueden jugar de ocho a diez horas seguidas, solo tomando un descanso para ir a almorzar, la diversión también incluye los fines de semana.

En el blog Papá Digital, siempre hemos alentado el uso de videojuegos como entretenimiento. También hemos comentado de la importancia de las consolas en el desarrollo de ciertas habilidades mientras se utilizan. Pero, ¿Es bueno que los chicos pasen tanto tiempo frente a las pantallas? Seguro que los padres tienen mucho que ver en esto.

Si quieres saber más sobre este tema no dejes de leer el más reciente post del blog Papá Digital, de César Mauricio.