NOTICIAS

23 de Noviembre del 2018 | 11:33

Saber programación, igual de importante que el inglés para encontrar trabajo

Saber programación, igual de importante que el inglés para encontrar trabajo

Hasta hace bien poco, se creía que el inglés era una de las habilidades que debía tener cualquier candidato que pretendiera acceder a un puesto de trabajo. Pero, ahora que las tendencias tecnológicas están tan arraigadas en la sociedad y estamos viviendo el auge de la digitalización de las empresas, la programación se erige como una disciplina fundamental para acceder al mercado laboral, tal y como han expresado los expertos de Smarticks, un método online para aprender matemáticas.

La programación, también se conoce como coding y ya no es algo imprescindible solo para trabajar en empresas tecnológicas sino que forma parte de las condiciones de contratación de compañías de otros sectores como las empresas turísticas, entidades financieras y las compañías pertenecientes del sector de la comunicación.

Pero, ¿a qué se debe el auge de la programación? Básicamente, se debe a la creciente integración de los procesos digitales en el seno de las empresas. Los procesos de transformación digital están dinamizando el sector empresarial a nivel internacional y, en estos momentos, la demanda de profesionales TIC (entre los que se encuentran los programadores), crece un 3% de forma anual, una tendencia que conlleva, tal y como demuestra el informe IMMUNE sobre el estado del coding, a la escasez de trabajadores de este ámbito en toda Europa, cuya cifra será de 900 mil profesionales en el año 2002.

Es por eso por lo que es fundamental que, al igual que ocurría hace años con el inglés, los niños tomen contacto con la programación desde edades muy tempranas para así formarse en este ámbito y estar preparados para cuando sean adultos y tengan que enfrentarse al mercado laboral.

Son muchos los recursos que se pueden encontrar en Internet para aprender programación desde pequeños y también, en la educación reglada está la clave. Las instituciones de enseñanza deben apostar por el desarrollo de programas educativos que den protagonismo a la programación; esto será la clave de las necesidades del mercado laboral.

Es decir, al igual que ocurre con el bilingüismo, se trataría de integral la programación de forma transversal compartiendo contenidos con otras disciplinas como, por ejemplo, pueden ser las matemáticas.