07 de Enero del 2016 | 19:03

Startups que se adelantaron a su tiempo… y fracasaron

Startups que se adelantaron a su tiempo… y fracasaron

Adelantarse al tiempo es el sueño de todo empresario, en especial, de aquellos que pertenecen al sector tecnológico.

Sin embargo, no es el caso de estas startups que arriesgaron por propuestas innovadoras pero que no consiguieron el éxito económico que esperaban. Por supuesto, que años después, sus ideas serían todo un boom en manos de otros empresarios.

Computadora con pantalla táctil

Hay quienes hoy en día creen que Apple fue la que introdujo la pantalla táctil con su conocido iPhone. Pero no fue así. De hecho, la asociación entre pantalla táctil y computadora es de antigua data. Tres empresas – Go Corp, Pencent y Linus – lanzaron al mercado sus computadoras portátiles que contaban con la ventaja de poder ser manejadas con un lapicero portátil en la década de los ‘80. La idea no floreció hasta la siguiente década cuando Microsoft y Apple lanzarían equipos similares.

Realidad virtual

Hoy en día, todos hablan de lo maravillosa y accesible que es la realidad virtual bajo uno de los cascos de Oculus VR. Pero, quienes ya tienen más de 30 años a cuestas recordarán que la marca japonesa Nintendo lanzó un casco de realidad virtual llamado Virtual Boy allá por el lejano 1995. El producto fue un fracaso total, tal vez no por la calidad del producto en sí, sino más bien porque el mercado al que aspiraba Nintendo no era el adecuado para su producto. El casco era muy pesado, algo incómodo, muy caro y solo ofrecía imágenes en blanco y negro.

Comercio electrónico

En la actualidad, Amazon y Alibaba son los reyes indiscutibles del comercio electrónico. Pero, el comercio electrónico es más antiguo de lo que imaginamos. Sus orígenes se remontan a los ’90, cuando webs como eToys, Eve o Reflect ofertaban productos en línea a consumidores de todo el mundo. Pero había un gran problema. Estas webs se enfocaban a una única línea de productos (la primera a juguetes y las dos siguientes a cosméticos). Amazon hacía lo mismo que ellas pues solo ofertaba libros, hasta que a Jeff Bezos se le ocurrió ofertar de todo un poco. Y los resultados de tal decisión la observamos ahora.

Relojes inteligentes

Los Apple Watches son una de las tecnologías más apreciadas por los geeks de todo el mundo. Pero, no fue precisamente Apple el creador de los relojes inteligentes. Allá por el 2004, Microsoft se adelantó a su tiempo lanzando al mercado su primer prototipo de reloj inteligente, con radio FM e información del clima incluidos. Sin embargo, el novedoso reloj de Microsoft nunca dio la hora.

Delivery de comida para perros

Hoy en día, uno ya no necesita salir de casa para comprar la comida de nuestras mascotas. Incluso, una de las empresas más importantes de los Estados Unidos en este sector, Bark & Co. factura más de $ 100 millones anuales vendiendo comida para perros. Una genial idea que tuvo su origen en 1999, cuando la web Pets.com lanzó este singular servicio, que tuvo que abandonar al poco tiempo por no ser rentable financieramente.

Delivery al mismo día

Hoy tampoco es necesario esperar días o semanas para que llegue nuestro producto comprado en Internet. En la mayoría de los casos, hoy realizas la compra y hoy mismo tienes el producto o servicio en casa. Los mejores ejemplos de lo mencionado resultan Amazon en el rubro de productos y Uber en el de servicios. Fue allá por los ’90 cuando la web Kozmo trató de hacer lo mismo que sus predecesoras Amazon y Uber. Sin embargo, tuvo que abandonar la idea tras una serie de descalabros económicos de varios millones de dólares.

Web de compras

Hablar de compras online es casi algo normal para el consumidor de hoy. El estandarte de este tipo de negocios es la conocida Groupon, una web donde puedes consultar sobre precios y descuentos en restaurantes, gimnasios, guarderías y paquetes de viajes. Pues esta fantástica idea fue tomada de dos webs de fines de los ’90, Letsbuyit.com y Mercata que trataron de lanzar la misma iniciativa, pero que declinaron ante los pobres resultados económicos en 2001.